Boehringer Ingelheim

CAMPAÑAS
La empresa farmacéutica necesitaba distinguirse ante medicamentos genéricos más baratos, pero con menor eficacia y seguridad. Buscando recuperar cuota de mercado y concienciar a los veterinarios que no es lo mismo un genérico que su producto, se diseñó una campaña muy directa donde se expresa claramente que utilizar medicamentos genéricos es «jugársela». Una imagen con la que queda latente que la profesionalidad del veterinario y la vida del paciente no puede acabar siendo un juego. Proyecto en colaboración con Redmood Agency.